REDISEÑO DE RESTAURANTE


REDISEÑO DE RESTAURANTE LA BONA SORT EIXAMPLE


diseño cálido y acogedor de restaurantes en Barcelona


¿HABÉIS ESTADO ALGUNA VEZ EN LOS RESTAURANTES “LA BONA SORT” EN BARCELONA? DOS PEQUEÑOS TESOROS EN LOS CORRESPONDIENTES BARRIOS DEL BORN Y DEL EIXAMPLE BARCELONÉS. DOS HERMANOS CON GRAN POTENCIAL ARTÍSTICO Y CULINARIO. DOS RESTAURANTES QUE POR SI SOLOS FUNCIONABAN MÁS QUE CORRECTAMENTE, PERO QUE RESPONDIENDO A UN MISMO NOMBRE, UNO TENDÍA A HACER SOMBRA AL OTRO. SE PRESENTABA UN GRAN RETO Y UNA GRAN EXPERIENCIA; ¡HACER BRILLAR CON LUZ PROPIA AL ‘OTRO’!



El proyecto nació, por lo tanto, de la interpretación del carácter propio de cada uno y de un hilo conductor que enfatizara los puntos fuertes de “La Bona Sort Eixample”. Con el objetivo de hacer florecer el espacio optimizando los recursos que ya presentaba. La vegetación resultó ser el concepto que uniría a los dos restaurantes y que, a la vez, pudiera hacerlos brillar de forma totalmente autónoma.



hermano silvestre & hermana floral

A partir de la definición de las diferentes tipologías de vegetación para cada uno de los restaurantes, se empieza a encontrar aquellos matices que definirán los espacios.  
Una vegetación que, a diferencia del verde silvestre de “La Bona Sort” del Born, en el Eixample se centraría en la flor primaveral, creando una versión más cálida y suave para una misma oferta gastronómica.


cientos y cientos de flores vestirían el que hasta entonces era el centro del restaurante. una barra de bar a la que puedes rodear y ver desde todos los ángulos del local. con una ubicación y de una naturaleza que pedía a gritos ser protagonista y acompañar materiales tan nobles como el mármol de la barra, o como el roble de los asientos, con las flores nacientes de una primavera que empieza a brotar.




Buscábamos una combinación de vegetación que interpretara el papel de una primavera que aportara la calidez que buscábamos y con ella, el confort del cliente. El resto de decisiones se tomaron para complementar al gran protagonista, creando un marco de madera en diferentes aplicaciones que realzara, soportara y reflejara las flores en todos sus ángulos. 




adaptación al color

Los espacios, al tratarse de un restaurante con una imagen ya trabajada y con un cliente ya fidelizado, debían respetar la esencia del diseño original.  A nivel cromático, la combinación del burdeos de las paredes y el verde de los tapizados y de las sillas, encajó perfectamente con las tonalidades de verdes y rosas de la vegetación que vestiría cada uno de sus rincones.

LA BARRA, UN NÚCLEO FLORAL

De esta manera al núcleo del restaurante, se le creó una armadura de malla metálica blanca que se convirtió en el soporte para todas las plantas. Las mismas, que irían despuntando encima de las lamas de madera que cuelgan del techo del comedor, como si un viento de primavera se los hubiera llevado hasta quedar repartidos por todo el local.



DICEN QUE LOS ESPEJOS REFLEJAN EL ALMA. EN ESTE CASO, ERA IMPRESCINDIBLE GIRARLOS PARA QUE REFLEJARAN LA ESENCIA DEL LOCAL. ASÍ QUE CAMBIAMOS EL SENTIDO DE ESTOS, COLOCÁNDOLOS DE MANERA LONGITUDINAL, APORTANDO MAYOR AMPLITUD AL COMEDOR Y ENFOCADOS HACIA LAS LAMAS DE MADERA Y SUS FLORES, PARA PODER DUPLICAR AQUELLO QUE REALMENTE DA CONTENIDO AL ESPACIO. UNOS ESPEJOS QUE SE VISTEN Y QUEDAN DELIMITADOS A TRAVÉS DE UNOS MARCOS DE MADERA QUE HABLAN CON EL MISMO LENGUAJE DEL RESTO DE ELEMENTOS QUE COMPONEN EL ESPACIO.




LA ILUMINACIÓN

Otro de los objetivos del proyecto es el de buscar mayor calidez lumínica. Por ello era necesario desprendernos de las bombillas simples para aportar lámparas que aportaran un significado estético y una calidez a través de sus materiales. Verdes pastel, madera y blanco fueron las apuestas para conseguir un efecto homogéneo, donde el efecto lumínico prevaleciera por encima del diseño del foco en su componente más técnico.

materiales nobles

Reforzar la presencia de materiales nobles, crearía un marco ideal donde el respeto entre tonalidades y acabados permitiera generar un espacio amable y acogedor. Los tejidos neutros en las tapicerías, así como su tacto, realzarían en confort, a la vez que favorecerían el protagonismo hacia aspectos estrictamente visuales, como las flores en sus diferentes soportes. 



La presencia del logo al final del comedor, en una ubicación céntrica y protagonista, refuerza el naming del negocio, ausente y poco visible hasta entonces. Su situación nos presenta las características del restaurante, con amabilidad y distensión, como si de un mensaje de bienvenida se tratara.



Rediseño de restaurante

la reforma se realiza en un fin de semana para evitar el cierre del negocio al mínimo tiempo imprescindible. la definición del proyecto ejecutivo y la anticipación se convierten en factores clave para poder cumplir con las fechas establecidas. ¡lo prometido es deuda!

añadir, optimizar, agregar y traducir, son las acciones que se ejecutan para hacer florecer sus espacios. todas ellas, acciones que respetan y fidelizan con su diseño anterior. favoreciendo espacios gastronómicos que refuercen su carta y condimenten sus platos.




¿con cuál de los dos locales prefieres hoy? puedes estar rodeado de un entorno silvestre y fresco en el born y disponer de un espacio cálido y primaveral en el eixample. finalmente los dos restaurantes lucen su propio carácter y sus propios puntos fuertes!




Una aventura inolvidable, donde una vez encontrada la llave del concepto, todo sigue su transcurso con total naturalidad. Las ideas fluyen, las soluciones aportadas cobran sentido y su resultado final refuerza al cliente fidelizado y llama la atención al futuro cliente.