Interiorismo para la hostelería


diseño de interiores del restaurante barra alta


barra alta, una experiencia culinaria

Encontraréis el restaurante Barra Alta en el emblemático barrio de Gracia de Barcelona. Todo nace a partir de la voluntad de crear un espacio que presente y acompañe una muy trabajada oferta gastronómica, de mercado y de calidad. De la mano de un excelente equipo, se inició la transformación de unos espacios que harían de marco físico a una suculenta carta.


la peculiaridad en la morfología de sus espacios hizo que la distribución de mesas nos permitiera definir diferentes tipologías de asientos, ofreciendo experiencias diferentes según la zona que se eligiera. así mismo, se ofrece dos barras con showcooking y visual directa hacia zonas diferentes del interior de la cocina, donde la comunicación con los cocineros aportan un plus a tu experiencia culinaria, así como te permite adentrarte en las preparaciones de los platos, sus ingredientes y detalles en su ejecución. 


una zona de taburetes altos y un comedor flexible que apuesta por las mesas cuadradas y la socialización durante la comida. así como rincones privados de mesa redonda donde poder tener un espacio más íntimo y reservado. todo ello configura una variedad de oferta en un único espacio, con un estética HOMOGÉNEA que te permite concebir un concepto de negocio claro y personalizado.



Las tonalidades neutras y azuladas nos permiten centrar nuestra atención hacia otros sentidos como el gusto y el tacto. Y nos permiten vestir el espacio de forma elegante y pausada. Los acababos de gran calidad y su combinación con la madera noble nos aporta una calidez y confort bien equilibrado.




los 5 sentidos

Las barras con visuales directas a la cocina y la comunicación directa con los cocineros fueron aspectos que el diseño quiso favorecer.  La búsqueda de un taburete alto, que permitiera dicha comunicación, no debía restar en confort. Por lo que la elección del mobiliario en todas sus variantes fue una pieza clave en el proceso de diseño.

luz natural

Otro de los aspectos importantes era el poder preservar y amplificar la cantidad de luz natural que el local nos ofrecía. La ubicación del local a 1 metro aproximadamente debajo del nivel de calle, hacía que su control, necesitara complementarse correctamente con un buen proyecto de iluminación general. Optimizándose según usos y zonas.

DIVISIÓN DE ESPACIOS

En esta ocasión se apostó por dividir el espacio del comedor principal con una franja de madera que aportara protagonismo a la mesa central cuadrada. De esta manera, ofrecíamos un plus en visibilidad y en calidez a las zonas medias de los comedores, siendo las zonas que normalmente los clientes rehuyen e intentan evitar, si les es posible y permite una correcta ubicación de grupos reducidos.


los materiales nobles y la selección de una paleta de colores distensos, nos ofrecen un resultado agradable y cálido. así como adaptable tanto a un servicio diario cotidiano como a ocasiones especiales de fines de semanas u otras fechas señaladas.



el equipo humano




el proceso creativo