Diseño gráfico

Diseño gráfico

El diseño gráfico es una profesión cuya actividad consiste en concebir, organizar, proyectar y realizar comunicaciones visuales, creadas normalmente a través de medios industriales como las imprentas y destinadas a transmitir mensajes específicos a grupos sociales específicos y con objetivos claros, determinados y calculados. Esta rama del diseño hace posible la comunicación gráfica de ideas, hechos y valores procesados y sintetizados en el lenguaje de las formas y comunicación, teniendo en cuenta los factores sociales, culturales, económicos, estéticos y tecnológicos del momento. No solo el mobiliario tendrá que entrar por los ojos, sino que también los números y la identidad del cliente.

Esta disciplina también se conoce con el título de diseño en comunicación visual, gracias a que algunos anhelan la palabra gráfico únicamente con la industria gráfica, y entienden que los mensajes visuales se canalizan a través de muchos otros medios de comunicación, y no solo los impresos, entre otros televisión, ahora más que nunca el mundo digital con todos sus instrumentos visuales (tablet, ordenadores, smartphone etc).

Dado el rápido y masivo crecimiento en el intercambio de información, la demanda de diseñadores gráficos ha crecido de forma notable, particularmente a causa del desarrollo de nuevas tecnologías y de la necesidad de prestar atención a los factores humanos que escapan a la competencia de los ingenieros que las desarrollan. Algunas clasificaciones difundidas del diseño gráfico son: el diseño gráfico publicitario, el diseño editorial, el diseño de identidad corporativa, el diseño web, el diseño de envase, el diseño tipográfico, la cartelería, la señalética y el llamado diseño multimedia, entre otros.

Diseño gráfico

En un proyecto de interiorismo, podemos contar con la colaboración del diseñador gráfico cuando se trata de presentar de "forma gráfica e intuitiva" los resultados, beneficios o soluciones del proyecto en el que se está trabajando, para que el cliente pueda asimilar y entender con la mayor facilidad posible todos los conceptos del diseño y los números asociados. Cuanto más fácil podamos comunicarnos con los clientes y con los colaboradores del proyecto, mejor fluirá la dinámica profesional y mayor éxito tendrá el resultado final.