Cocinas abiertas, un diseño conceptual

Las cocinas abiertas se han convertido en una de las opciones más populares en los últimos años, pareciendo ser la clave de lo que mucha gente busca en un hogar. 

¿Qué es una cocina abierta?
Si nos remitimos al término en inglés open-kitchen –habitual entre los arquitectos–, el diccionario Collins de la Lengua Inglesa lo define como un espacio “con ninguna o pocas paredes que dividan sus áreas”. En la sección de Inglés-Español, podemos leer: “sin tabiques, de planta abierta”. Por lo general, este adjetivo se utiliza para hacer referencia a las áreas principales de la casa, como pueden ser la cocina, el salón y el comedor, fusionados en una disposición prácticamente sin paredes que dé lugar a una zona de vida en común en la que el espacio fluya libremente, en lugar de contar con estancias tradicionales. Los dormitorios y los cuartos de baño también pueden calificarse como de planta abierta, pero en general cuando se usa ésta terminología es para hacer referencia a las principales zonas de estar de la casa.

1. Fomenta la vida en compañía
Las cocinas abiertas con diseño de planta abierta tiene un gran impacto en la forma en que los particulares hacen uso del espacio e interactúan entre sí.

2. Establece una conexión entre el interior y el exterior
Clarke también destaca el impacto que estas estancias diáfanas pueden tener en el aumento de luz y la conexión con el exterior. “Engawa House, un proyecto que llevamos a cabo en North Fitzroy (Melbourne), es un claro ejemplo de las ventajas que proporciona un espacio de planta abierta”, asegura. “En esencia, este concepto permite a todos los ocupantes disfrutar de una magnífica luz y una conexión con el patio ajardinado privado desde cualquier rincón de la vivienda”.

3. Es una solución ideal para los espacios pequeños
Las cocinas abiertas es un conocido truco para crear una sensación de mayor amplitud en viviendas pequeñas es derribar unas cuantas paredes.

Cocinas abiertas
Cocinas abiertas

Desventajas de los espacios de planta abierta

Si bien existen muchos motivos de peso que pueden hacernos optar por una vivienda de planta abierta, éstas cuentan también con ciertas desventajas. Hay gente que cree que esto quedará en una tendencia pasajera.

1. Los olores de la cocina pueden ser un problema
Las cocinas constituyen el corazón de muchas viviendas de planta abierta. Un estudio internacional que Houzz llevó a cabo en 2015 sobre tendencias en el diseño de cocinas, reveló que la mayoría de los particulares del Reino Unido que se embarcaban ese mismo año en un proyecto de renovación de cocina pensaban incorporar un diseño de planta abierta. En ese mismo estudio, un 48 % de los encuestados canadienses tenían pensado instalar una cocina “abierta a otras estancias”.

2. Las cocinas suelen ser espacios ruidosos
La Houzzer ucraniana Olena Tkach confiesa: “Una cocina independiente es necesaria para nuestra familia, ya que suelo cocinar cuando todos están durmiendo, así que necesito poder cerrar la puerta si quiero utilizar la batidora o la picadora, e incluso para cortar los alimentos con el cuchillo sin despertar a nadie”. Pero reconoce que “el resto de actividades, como cenar o ver películas, se pueden llevar a cabo en un espacio abierto para fomentar una mejor comunicación entre los miembros de la familia”.

3. Más desorden y menos espacio de almacenamiento
Al eliminar paredes, también estamos reduciendo el espacio para almacenamiento, algo casi imprescindible para la mayoría de particulares y motivo por el cual el diseño de planta abierta no se ha convertido en un favorito universal.

4. No hay privacidad
Oxana1963 es uno de los muchos particulares que incorporaron el diseño de planta abierta como las  cocinas abiertas en su vivienda, pero que ahora quieren volver a un diseño más tradicional con estancias independientes. “En mi piso actual, decidí unir la cocina y el salón”, explica. “Ahora estoy pensando en cómo volver a separarlos”.